Información de Drogas

 
Alcoholismo

El alcohol es una droga legal aceptada socialmente cuyo uso dependiente o compulsivo origina la enfermedad llamada alcoholismo. Este uso dependiente se caracteriza porque el alcohólico (cuando no presenta la droga en el organismo) experimenta una fuerte necesidad o deseos de consumirla, al mismo tiempo que manifiesta reacciones físicas y emocionales tales como temblores, taquicardia, escalofríos, dolores de cabeza, sudoración, insomnio, irritabilidad y ansiedad todo esto conocido como el síndrome de abstinencia. Este cuadro provoca malestar en el individuo motivándolo a buscar la droga (alcohol) y consumirla a pesar de las consecuencias negativas que este consumo le provocan a nivel personal, familiar, académico, laboral y social.

Es una enfermedad que arremete contra la voluntad del individuo, es por ello que pierde el interés por realizar actividades cotidianas a las que estaba acostumbrado dedicando ese tiempo a la búsqueda del alcohol y a experimentar sus efectos inmediatos constituyendo la dependencia psicológica.

Los factores que llevan a la persona a consumir alcohol y mantenerlo provocando la dependencia son diversos; la curiosidad, los deseos de experimentar los efectos del consumo como la desinhibición generando una falsa sensación de confianza y libertad en el individuo. La vulnerabilidad genética, originada cuando en la familia del individuo han existido casos de dependencia de alcohol u otras drogas que lo predisponen a padecer de esta enfermedad. La actitud favorable por parte de la familia hacia el consumo de alcohol o modelos de consumo de éstos. Estar expuesto a situaciones de consumo de alcohol y ser víctima de la presión y aprobación del grupo de amigos.

Otra situación que mantiene el consumo es el nuevo patrón de comportamiento aprendido ya que usan el alcohol como sustituto para aliviar el malestar evitando sentimientos de culpa, remordimiento, tristeza, pena y ansiedad.

A medida que se va desarrollando la enfermedad el alcohólico va evidenciando ciertos cambios observables como pérdida de peso, descuido del arreglo personal, agresividad, el individuo bebe solo o esconde bebidas alcohólicas en casa. También cambios internos como la disminución en sus capacidades mentales (memoria, atención, concentración), alteraciones del sueño, variaciones del estado de ánimo como estados depresivos post consumo, deterioro de la coordinación motora y demora en el tiempo de reacción o respuesta. Aparecen los llamados palincestos que son pérdidas parciales de la memoria debido a la intoxicación alcohólica. Asimismo a raíz del consumo de alcohol la persona podría estar en riesgo de padecer cirrosis, pancreatitis, cáncer de cabeza, cuello, estómago, caídas, ahogamiento u otros accidentes, homicidio o suicidio.

Existe un trastorno psicótico inducido por el consumo de alcohol que se puede dar durante el consumo o la abstinencia del mismo caracterizado por alucinaciones visuales y auditivas e ideas paranoides de persecución. También ocurre otro suceso producto de la abstinencia de alcohol llamado delirium tremens donde la persona presenta un cuadro crítico de confusión o desorientación, alucinaciones, agitación, sudoración profusa además de los síntomas propios de la abstinencia.

En mujeres embarazadas bebedoras, el alcohol puede generar efectos adversos sobre el feto en formación, causando defectos congénitos o síndrome alcohólico fetal, un trastorno caracterizado por malformaciones físicas, retardo mental y problemas de comportamiento en el niño que va a nacer.


 
Tabaquismo

El tabaquismo es la adicción al tabaco provocada por su principal componente llamado nicotina que genera la estimulación del sistema nervioso central. El tabaco es una droga legal cuyo consumo se inicia mayormente en la adolescencia desarrollando el trastorno en la edad adulta.

Al fumar un cigarrillo la persona experimenta cambios a nivel fisiológico como secreción salival, la elevación del ritmo cardiaco, la frecuencia respiratoria y la tensión arterial. El humo dentro del organismo produce la inflamación e irritación de las vías respiratorias disminuyendo la capacidad pulmonar, esto provoca tos y que el fumador se sienta cansado rápidamente reduciendo su resistencia física en las actividades cotidianas.

A medida que aumenta el consumo de cigarrillos la persona va generando la necesidad de hacerlo debido al placer que experimenta al mismo tiempo que evidencia pensamientos positivos relacionados a este consumo, desarrollando el hábito de fumar. Cuando ha dejado un tiempo de hacerlo el fumador experimenta el síndrome de abstinencia, que es la reacción de incomodidad del organismo ante la falta de droga, en el caso del tabaco se presenta ansiedad, irritabilidad, hostilidad e insomnio.

Como consecuencia del elevado consumo, el cigarrillo puede ser la causa de dolores de cabeza, gastritis, enfermedades respiratorias y cáncer de boca, esófago, laringe y pulmón, entre otras. Estas afecciones podrían provocar la muerte del fumador y causar daños respiratorios en las personas que no fuman pero que están expuestas al humo llamadas fumadores pasivos.

El humo del tabaco contiene más de 4 000 químicos muchos de los cuales son tóxicos para el cuerpo. La mayoría de estos, por lo menos 60, son cancerígenos lo que significa que si se mantiene el consumo la persona padecerá de cáncer. Algunos de los tóxicos que contiene el humo son utilizados para producir otros productos como el arsénico en el veneno para ratas, butano encontrado en el combustible del encendedor y DDT ubicado en los insecticidas, entre otros.

En los últimos años se ha incrementado el consumo de tabaco en mujeres y éstas se han visto afectadas debido a su condición ya que son más susceptibles que los hombres a sus agentes tóxicos. Fumar durante el embarazo podría traer complicaciones ya que aumenta el riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro y bajo peso del niño al nacer.


 
Ludopatía

La ludopatía o juego patológico es una adicción “sin sustancia” en la que el jugador presenta un impulso incontrolable por jugar a pesar de ser consciente de sus consecuencias negativas en el área personal, familiar, académico, laboral y social.

El juego se inicia como fuente de diversión que al mismo tiempo es recompensada por dinero generando satisfacción en el jugador. A medida que el individuo interactúa con el ambiente de juego va codificando la relación juego-recompensa asociada al intenso placer que esto origina. Con dicha relación aprendida y recibiendo el refuerzo en espacios de tiempo cada vez más prolongados permite que la conducta se establezca y no se extinga a pesar de las pérdidas propias de los juegos de azar.

En base a esta experiencia el individuo va a seguir jugando originándose un problema, caracterizado por una preocupación constante por jugar, piensa en juegos pasados o fantasea con próximos, el jugador va aumentar las oportunidades de juego y las cantidades de dinero apostadas para experimentar la misma satisfacción que al inicio. Se evidencian también intentos fallidos del jugador por dejar de hacerlo, el individuo usa el juego como paliativo para los problemas reduciendo la ansiedad, pena o tristeza. Asimismo cuando la persona no está jugando se observa inquieto, ansioso e irritable, lo que representa el síndrome de abstinencia.

Las distorsiones de sus pensamientos lo llevan a sobreestimar las probabilidades de ganar las apuestas que realiza y el significado de sus resultados. El ganar las apuestas es interpretado como la confirmación de sus creencias de buena suerte, mientras que el perder es interpretado como un signo de “mala racha” y que va cambiar en el momento menos pensado si sigue jugando. Su memoria es selectiva ya que solo recuerda sus ganancias mientras olvida sus pérdidas.

También miente constantemente para encubrir su comportamiento frente a la familia y amigos. El ludópata reduce sus actividades sociales dedicando su tiempo a jugar o a la búsqueda de dinero para hacerlo entonces puede recurrir a otras personas o entidades financieras para obtener préstamos originando deudas o cometiendo actos delictivos como robos.


 
Patología Dual

Se usa el término de patología dual para asignar la problemática de aquellas personas que presentan un trastorno mental y al mismo tiempo un problema de consumo de drogas. Los trastornos más frecuentes asociados al uso de drogas son trastornos de la personalidad como el limítrofe y antisocial, trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), trastorno del ánimo o afectivos como bipolaridad y trastornos psicóticos.

En adicciones hay un alto número de casos con patología dual, situación que complica la intervención. Esta realidad puede explicar los constantes fracasos en el tratamiento y las recaídas que sufren los pacientes ya que necesitan mantener controlados ambos diagnósticos para su evolución.

Adicciones y Personalidad Limítrofe (borderline)

La persona con este tipo de personalidad presenta como característica principal un déficit en el control de los impulsos que se evidencia en la inestabilidad de sus emociones y pensamientos que se podrían traducir en conductas de riesgo tales como el abuso de drogas, promiscuidad sexual, intentos de autoagresión que el borderline realiza equivocadamente buscando el equilibrio. Si decide consumir sustancias psicoactivas hay una alta probabilidad de desarrollar la dependencia.

Adicciones y TDAH

El trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se caracteriza por aparecer durante la infancia pudiéndose mantener hasta la adultez. En los adolescentes y adultos que lo padecen se observa un déficit en el control de los impulsos; mostrándose intranquilos, ansiosos o distraídos teniendo así dificultades para relacionarse con los demás, organizarse y desempeñar una tarea. Esta situación de vulnerabilidad y fracaso puede inducir a la persona a involucrarse en situaciones de riesgo como el consumo de sustancias psicoactivas, violencia y pandillaje.

Adicciones y Bipolaridad

El trastorno bipolar es una enfermedad que afecta los mecanismos que regulan el estado de ánimo. Es así que la persona pierde el control sobre su estado anímico y este va variando de la euforia a la depresión o viceversa. Aparece entonces el episodio maniaco caracterizado por la elevación patológica del estado emocional que lleva al individuo a emitir conductas impulsivas como el consumo de drogas. El episodio depresivo se caracteriza por la disminución del estado anímico mostrando cansancio o desinterés situación que compensa y mejora con el consumo de sustancias.

Adicciones y Esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico que aparece normalmente al final de la adolescencia o en los primeros años de la vida adulta. Se caracteriza por presentar alucinaciones como oír voces, ideas delirantes de persecución, conductas extrañas, disminución de la expresión afectiva, pobreza del habla e incapacidad para experimentar placer. A partir de dicho cuadro la persona busca la droga para sentir placer, ser más sociable, mejorar su estado afectivo y distraerse de los pensamientos confusos. También el consumidor de drogas podría sufrir un episodio psicótico inducido por las sustancias que va desapareciendo a medida que se va incrementando la abstinencia.


 
Anorexia

La anorexia es un trastorno del comportamiento alimenticio que se caracteriza por la decisión del individuo de perder peso dejando de comer progresivamente. También podría recurrir al uso de laxantes o diuréticos, prácticas físicas exageradas y vómitos para alcanzar dicho fin. La decisión de dejar de comer parte de las ideas obsesivas del individuo por el control de la imagen corporal, el peso y la alimentación.

La persona anoréxica presenta una imagen distorsionada de su cuerpo viéndose gordo a pesar de que podría lucir un estado de extrema delgadez. Este cuadro le provoca reacciones como irritabilidad, ansiedad y miedo intenso llevándolo a ser más exigente con su alimentación es así que posee una dieta restringida limitando la ingesta de alimento sobre todo los de alto valor calórico.

Existe una preocupación constante por mantener su peso bajo los valores mínimos normales para su edad y talla, para ello se informa sobre la composición de los alimentos y en ocasiones interviene en la dieta del hogar. Realiza rituales para comer desmenuzando la comida o dividiéndola en pequeñas porciones también podría esconderla en los bolsillos de la ropa para luego echarla a la basura.

Debido a la mala nutrición la persona se siente irritable y débil lo que no le permite realizar actividades con la misma intensidad viéndose reflejado en su rendimiento académico y desempeño laboral. Muestra desinterés por mantener relaciones interpersonales y reduce el deseo sexual.

La falta de una adecuada alimentación puede producir alteraciones físicas en el individuo como trastornos gastrointestinales, cardiovasculares, alteraciones del sueño, caída de pelo, alteraciones de la piel, osteoporosis, anemia, estreñimiento y suspensión del ciclo menstrual en las mujeres.

Si bien esta enfermedad se desarrolla debido a factores propios del individuo existen factores socioculturales que influyen como la presión de la familia y amigos sobre la imagen y los medios de comunicación donde la delgadez es sinónimo de éxito y belleza.

La anorexia se presenta mayormente en mujeres pero también pueden padecerla varones. Los hombres poseen las mismas características patológicas pero buscan mayormente con sus restricciones en la alimentación una figura esbelta y atlética en la que resalte el volumen de la masa muscular.


 
Bulimia

La bulimia es un desorden alimenticio que se caracteriza por la ingesta compulsiva de alimentos que lleva al individuo a experimentar intensos sentimientos de culpa que posteriormente lo inclinan a provocarse el vomito, al uso de laxantes y diuréticos o hacer ayuno y ejercicio físico con la intensión de compensar los atracones de comida sintiendo luego de hacerlo tranquilidad y calma disminuyendo el malestar.

La persona bulímica ante los atracones experimenta la sensación de no poder parar de comer o de no ser capaz de controlar el tipo o la cantidad de comida que se está ingiriendo. Al igual que la anorexia presenta una autoevaluación exagerada de sí misma influenciada por el peso sintiéndose insatisfecha con su imagen corporal queriendo ser más delgadas es por ello que ante la ingesta de comida provoca las conductas compensatorias.

Presenta dificultad para concentrarse, inestabilidad emocional como ansiedad y depresión producto de su autopercepción y comportamiento. Situación que afecta su desempeño académico, laboral y social.

Debido a sus conductas para bajar de peso presenta complicaciones físicas como inflamación de la garganta, problemas gastrointestinales y cardiacos, heridas en la cavidad bucal, caries, pérdida de piezas dentales, anemia, dolores de cabeza, mareos, deshidratación, hipokalemia y alteraciones menstruales en el caso de las mujeres.

Existe la bulimia en varones pero en menor proporción que las mujeres y al igual que la anorexia se origina por la búsqueda de una imagen atlética.


 
Depresión

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza porque la persona que la padece presenta sentimientos de tristeza o de vacío la mayor parte del día. Muestra una marcada disminución del interés o placer en sus actividades cotidianas sintiéndose fatigada o sin energía casi a diario. También experimenta sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos y constantes, asimismo pensamientos recurrentes relacionados a la muerte como ideación suicida evidenciando intentos o planes de atentar contra su vida.

Estas emociones y sentimientos negativos son originados por la forma equivocada en que la persona procesa la información creando de esta manera pensamientos distorsionados. Estos pueden ser pensamientos sobre uno mismo donde la persona se percibe como indeseable, inútil y sin valor ante cualquier circunstancia o evento. Pensamientos del mundo que lo rodea percibiendo sus demandas como excesivas y con obstáculos insuperables considerando al entorno como amenazante y sin gratificación. Y finalmente pensamientos sobre el futuro evaluándolo como desesperanzador sin ningún cambio positivo lleno de sufrimiento.

Esta situación provoca en la persona depresiva una pérdida o ganancia de peso, problemas de sueño como insomnio o hipersomnio, agitación o enlentecimiento motor y disminución de la capacidad para pensar o concentrarse. Aislamiento perdiendo el contacto social y la práctica de actividades diarias familiares, académicas y laborales.

La depresión es una enfermedad que se presenta mayormente en mujeres pero la tasa de suicidios consumados son más altos en varones. En niños y adolescentes pueden presentarse con un estado de ánimo irritable.


 
Ansiedad

La ansiedad vista de manera patológica se describe como una respuesta del individuo de alerta y activación ante una situación que considera amenazante o peligrosa. Existe una activación fisiológica como taquicardia, sudoración, tensión muscular, nauseas, vómitos, sequedad en la boca y sensaciones de ahogo situación que la persona la percibe de forma desagradable. Almacenando los sucesos con pensamientos amenazantes e incontrolables generando temor o miedo y a partir de los cuales el individuo se paraliza, evita o enfrenta los eventos. Estas respuestas provocan en la persona dificultad para desempeñarse eficazmente en las diversas áreas de su vida.

Existen diversos trastornos relacionados con la ansiedad las cuales son: trastorno de pánico, fobia social, ansiedad generalizada, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de estrés postraumático, entre otros.


 
Desintoxicación a Cocaína

La cocaína es una droga estimulante cuyos efectos de la intoxicación en la persona que la consume son incremento del ritmo cardiaco, aumento de la presión sanguínea y de la frecuencia cardiaca, agitación, dilatación pupilar e hipervigilancia. Con dosis más altas, se puede presentar sudoración profusa, temblores, confusión, hiperactividad, convulsiones, accidente cerebrovascular, arritmias cardiacas y hasta la muerte repentina.

Durante la desintoxicación de un paciente con dependencia a cocaína se caracteriza por presentar el síndrome de abstinencia: taquicardia, insomnio, agitación o hiperactividad, sudoración y ansiedad, así como deseos y pensamientos de consumo; para lo cual va dirigido nuestras acciones.

La desintoxicación a esta sustancia requiere de asistencia médica y farmacológica continua, para el monitoreo cardiaco y de signos vitales. Lo cual lo realizamos en un área exclusiva, con el monitoreo 24 horas de personal de enfermería, bajo la supervisión directa del profesional médico.

Consideramos que la desintoxicación física es un proceso que no concluye con la estabilización física (presión arterial y signos vitales); sino que es necesaria una recomposición de la esfera mental, como es el adquirir estabilidad emocional, conciencia y motivación para el cambio, así como la integración al grupo de pacientes.

Un aspecto necesario a tomar en cuenta es la adquisición y/o puesta en marcha de hábitos saludables. Como son el ciclo del sueño, alimentación balanceada, higiene, otros.

La desintoxicación en un paciente con dependencia a cocaína se caracteriza por presentar el síndrome de abstinencia: taquicardia, insomnio, agitación o hiperactividad, sudoración y ansiedad, así como deseos y pensamientos de consumo que es tratado con fármacos y terapia psicológica.


 
Desintoxicación a Marihuana

La marihuana es una droga que tiene efectos alucinógenos en el consumidor donde la intoxicación se caracteriza porque el individuo presenta boca reseca, enrojecimiento de los ojos, alteración de la percepción y destrezas motrices, disminución de la memoria a corto plazo, paranoia, cambios en el estado de ánimo y alucinaciones.

Durante la desintoxicación de un paciente con dependencia a marihuana encontramos el síndrome de abstinencia como la irritabilidad, insomnio y ansiedad, así como también deseos y pensamientos de consumo que requieren de fármacos e intervención psicológica para el mantenimiento de la abstinencia y rehabilitación.

Es importante señalar que el consumo abusivo de marihuana; puede provocar ciertos cuadros de psicosis tóxica; en nuestra experiencia profesional, se pudo comprobar la presencia de dichos cuadros caracterizados por la sintomatología negativa como son: afectividad aplanada, empobrecimiento del pensamiento, así como restricción de la cantidad del habla espontánea (pobreza del habla), abulia (pérdida o disminución de voluntad), anhedonía (incapacidad para experimentar placer). Esto puede ser explicado por estudios de sustancias, que indican que el THC (tetrahidrocannabinol) actual, la principal sustancia psicoactiva de dicha planta es 10 veces más potente que la marihuana consumida en los años 80`s.

Es por esto que incluimos en nuestro plan de desintoxicación a marihuana la determinación de los efectos en el área mental; planteándonos como objetivos:

• Conseguir la lucidez mental.
• Coherencia en los pensamientos.
• Estabilidad emocional.

En el aspecto conductual es muy importante lograr aspectos como son la regulación del sueño, integración y participación de los grupos de terapéuticos, conciencia para el cambio.


 
Desintoxicación a Alcohol

La característica esencial de la intoxicación alcohólica es la presencia de un cambio psicológico o comportamental desadaptativos: comportamiento agresivo, labilidad emocional, deterioro de la capacidad de juicio y la actividad laboral o social. Que aparece durante la ingestión de alcohol o poco tiempo después. Estos cambios se acompañan de lenguaje farfullante, falta de coordinación, marcha inestable, deterioro de la atención o la memoria, estupor o coma.

La falta de coordinación puede interferir la capacidad de conducir hasta el punto de provocar accidentes. La demostración de que el sujeto ha bebido se puede conseguir por el olor de su aliento, por la historia obtenida a través de la información del propio sujeto u otro acompañante e incluso, si es necesario, practicando análisis de orina y de sangre.

El síndrome de abstinencia alcohólica se presenta a las horas o días de dejar de consumir reacciones físicas: como temblores, taquicardia, escalofríos, dolores de cabeza, sudoración, insomnio; así como reacciones emocionales tales como: irritabilidad y ansiedad todo esto conocido como el síndrome de abstinencia. Por lo cual es importante tener en cuenta que si bien es cierto el alcohol es una droga legal muy difundida, el manejo de su síndrome de abstinencia requiere de la presencia de personal altamente calificado y experimentado. Algunos de los signos a tener en cuenta en este procedimiento son: el control de la presión sanguínea y signos vitales, estado de conciencia, coordinación motora, respuestas neurológicas. Por lo cual, tenemos en cuenta que la desintoxicación alcohólica se brinda en un espacio adecuado con el equipo profesional que asegure el tránsito de la intoxicación a la lucidez.

En el aspecto comportamental, tenemos por objeto lograr que el paciente reincorpore un ciclo regular de sueño, hábitos adecuados de alimentación, hábitos de higiene, entre otros. Psicoterapéuticamente buscamos la conciencia de enfermedad, lograr adecuados niveles de empatía, la identificación de desencadenantes del consumo abusivo de alcohol, entre otros aspectos terapéuticos.


 
Desintoxicación a Sedantes

Los sedantes son drogas, presentadas generalmente como pastillas cuyo objetivo es deprimir y retardar la actividad del organismo; en el mercado nacional existe gran disponibilidad y facilidad para conseguirlas, son muy conocidos como es el diazepam, alprazolam, lorazepam, midazolam, clonazepam, xanax, entre otros; los cuales son generalmente automedicados.

La gran capacidad adictiva de estas sustancias radica en el efecto rápido y eficaz que producen, es así si una persona se encuentra “estresada” y necesita “relajarse” lo consigue a través de estos fármacos. Sin tomar en cuenta que como cualquier sustancia psicoactiva, inicia un proceso de adicción , es decir, la sustancia ingresa al Sistema Nervioso Central, y registra un evento placentero a través de los circuitos del placer ubicados en la hipófisis, este registro es temporal dado que ocurre un fenómeno llamado neurosensibilización donde las neuronas quedan sensibilizadas a estas sustancias, requiriendo constantemente de mayor sustancia, generando la famosa Tolerancia, donde la persona requiere de más y más sustancia para lograr el mismo efecto; es por esto se observa que al principio de se necesita de media pastilla para “relajarse” y tiempo después debe tomar 2 a 3 pastillas para conseguir lo mismo.

Ante esta situación de dependencia, ofrecemos el servicio de desintoxicación a sedantes, que no sólo está orientado a aquellas personas que han ingerido abruptamente una dosis elevada, sino a aquellos que ya se encuentran automedicados y que requieran de apoyo para lograr una abstinencia prolongada. Es necesario tener en cuenta que el síndrome de abstinencia, es intenso a nivel fisiológico como son los temblores, sudoración, apatía, paradójicamente ansiedad (supuestamente lo evitado en un principio); todas estas sensaciones hacen que la persona recurra a ingerir más pastillas.

Presentamos un servicio orientado a apoyar a la persona a superar estas sensaciones, en un ambiente cómodo, amplio; con un equipo de profesionales cuya misión es ayudar a superar esta dependencia.

En el procedimiento, tenemos en cuenta la supervisión de los signos vitales, lograr su regulación. Asimismo, la ansiedad es manejada a través de técnicas psicológicas, dónde nuestra misión es el reaprendizaje de mecanismos de manejo del estrés; todo esto basado en una relación empática, de interacción. A nivel social, buscamos que la persona encuentre un primer espacio social (los demás pacientes) con los cuales a un nivel primario se busca el restablecimiento de sus habilidades sociales, manejo de los conflictos y/o discrepancias, todo ello en un espacio psicoterapéutico, donde según el caso, se asignan objetivos que son evaluados en conjunto.


 
Acupuntura Auricular

El consumo de alcohol y drogas es frecuente en América, Norteamérica, Europa así como en otras partes del mundo, y la dependencia de cocaína se ha convertido en un problema de salud pública, toda vez que asevera problemas médicos y psicológicos así como la propagación de enfermedades infecciosas que incluyen el SIDA, la hepatitis y la tuberculosis. También ha generado problemas sociales asociado a crímenes y violencia.

Actualmente, no existe un tratamiento farmacológico, de comportamiento o terapia psicosocial que haya demostrado contundentemente la solución al problema. La mayoría de los enfoques actuales son extensiones de los tratamientos de aplicación general a la adicción al alcohol o los opiáceos.

El limitado éxito en el tratamiento de la adicción a la cocaína ha llevado a los pacientes y los médicos para examinar enfoques alternativos. Es así que la acupuntura se presenta como una opción de tratamiento que se ha venido usando para las adicciones tales como el alcohol, la nicotina y la dependencia de drogas.


Protocolo N.A.D.A.

La acupuntura auricular – Protocolo N.A.D.A. (inserción de acupuntura en 5 puntos específicos en el pabellón auditivo u oreja), es un tratamiento ampliamente utilizado para la dependencia de alcohol y drogas, y está disponible en más de 400 clínicas de abuso de sustancias en los EE.UU. y Europa (SAMHSA, 2000).

También existen estudios de revisión sistemática y meta-análisis (tipo ensayos controlados aleatorios) que concluyen polémicamente sobre los efectos de la acupuntura auricular en la dependencia a la cocaína.

Méndez (2006), refiere que todo empezó a principios de 1970 cuando H.L. Wen, MD, un neurocirujano de China meridional, se disponía a utilizar electro - acupuntura como analgesia quirúrgica en un paciente, quien en ese momento experimentaba síntomas de abstinencia de opio, el mismo informó que sus síntomas habían desaparecido. Wen canceló la cirugía y buscó en el hospital a otros pacientes que experimentaban síntomas de abstinencia. Él realizó sus procedimientos pre-operatorios sobre ellos y sus síntomas también cesaron. La Acupuntura para el abuso de sustancias había nacido. Dr. Michael Smith del Bronx utilizó los mismos puntos y desarrolló el protocolo N.A.D.A.

Finalmente, se recalca que la acupuntura Auricular (NADA Protocol) ayuda a las personas a recuperarse del alcoholismo y otras drogas. Esta se utiliza en muchas clínicas en los Estados Unidos y otros en el mundo. Por ejemplo Homeward Bound (Dallas, Tx) ha usado este protocolo desde 1999, además en Consejería y grupos de apoyo de AA/NA. La Acupuntura puede disminuir el craving en drogas y alcohol, reduce los síntomas de abstinencia, alivia la tensión y ayuda a la gente a relajarse. El tratamiento de Acupuntura se administra diariamente. En los primeros 45 días despeja la mente, desarrolla energía y da una sensación de bienestar. Según la tradición china, colocando agujas de acupuntura en el oído tiene efectos específicos en órganos como el hígado, pulmones y riñones; asimismo, en el Sistema Nervioso. La ciencia occidental ha confirmado que los tratamientos de acupuntura pueden cambiar los niveles químicos en el cuerpo, que luego actúan sobre el Sistema Nervioso.


Manifestación Clínica de las Adicciones.

En el síndrome de abstinencia se manifiesta:
Sudoración fría, nauseas, vómitos, taquicardia, cefalea, insomnio, trastornos visuales, diarreas, convulsiones, angustia, alucinaciones, delirios y salud frágil en general, entre otros.


Intervención Terapéutica N.A.D.A.

Materiales:
Se emplean agujas filiformes de 0.3 a 0.5 cun, calibre 28 a 34, bilaterales, subcutáneas, durante un periodo no menor a 30 minutos en cada aplicación. Dichas agujas son personales y desechables, en salvaguarda de efectos colaterales como infecciones.

Los puntos auriculares considerados como básicos o fundamentales son:
PULMÓN, RIÑÓN, HÍGADO, SIMPÁTICO Y SHENMEN.


Beneficios de la Acupuntura Auricular:

Se aprecia efectos benéficos en el corto plazo.
Disminuye o elimina el deseo por las sustancias adictivas.
Facilita la desintoxicación.
Alivia la ansiedad y la tensión nerviosa.
Apoya el sistema inmune y aumenta la sensación de bienestar.
Elimina o reduce la necesidad de administrar psicofármacos.


Acupuntura con Semillas:

Las agujas en la zona auriculares son más efectivas que las semillas pero a veces los pacientes las prefieren debido a la falta de posibilidad de asistir a tratamiento.


Consideraciones Finales:

En la Medicina Tradicional China se deben asociar por lo menos ejercicios y trofoterapia (nutrición adecuada para este tipo de tratamiento), especialmente en el tratamiento del desequilibrio de base.


Afiliaciones Internacionales.

Training Center for NADA Protocol (Auricular Acupunture)
Member of the CTN Texas NODE (NIDA Clinical Trial Network)


 
 
 226 - 5709 / 981 279 970
 
   

©Libbera
Tel: 226 - 5709    981 279 970
informes@Libbera.com.pe